Conceptos de Hidrografía. Procesos. Cuencas hidrográficas y su conservación. Importancia y usos de las aguas terrestres

Hablar del agua como elemento de la naturaleza implica señalar algunas diferencias, por ejemplo, entre el agua de los continentes y las aguas de los océanos y mares. Independientemente de su condición, el agua representa un recurso vital para el ser humano. Se trata de un factor esencial en la vida de las personas, pues siempre ha estado ligada al desarrollo cultural de la humanidad.
Las mayores depresiones de la litosfera están cubiertas por aguas de océanos y mares; por su parte, en los continentes y en las islas están presentes los cuerpos de aguas superficiales: ríos, lagos, lagunas, aguas subterráneas y glaciares; y las aguas marinas: océanos y mares.
Estas aguas conforman la mayor capa del globo denominada hidrosfera. Son excelentes vías de transporte, constituyen inmensas fuente de alimento, pueden generar grandes cantidades de energía y son un factor clave para el equilibrio ambiental.
La Hidrografía es la ciencia encargada de estudiar las aguas (mares, océanos, ríos, lagos, etc.
Se definen cada uno de estos tipos de concentración de agua así:


Agua

Ríos:
Son corrientes permanentes de agua natural que se desplazan sobre un área de la superficie terrestre, se originan por la acción de las aguas de lluvia, de manantiales o fuentes de agua subterráneas y deshielo de glaciares.
Cuando un río vierte sus aguas directamente en el mar se le llama principal y cuando lo hace en otro río se le denomina afluente o tributario.
Por ejemplo; el río Orinoco es principal y el río Apure es uno de sus afluentes.

Lagos:
Son masas permanentes de agua, generalmente rodeadas de tierra, localizadas en depresiones del terreno. Pueden ser de agua salada o dulce, su profundidad y extensión son variables.
Se clasifican en:


Lago de Maracaibo
Lagos tectónicos:
Son depósitos que se han formado en los espacios o fosas tectónicas por causa de fallas de la corteza terrestre. Ejm.: el Lago de Valencia.
Lagos residuales:
Son aguas restantes de antiguos mares epicontinentales interiores, que se formaron al elevarse las tierras continentales que obligaron el retiro de las aguas de los mares. Emj.: el Lago de Maracaibo.

Lagos de origen glaciar:
Están formados en depresiones excavadas por los glaciares y por agua provenientes del deshielo de nieves perpetuas.
Lagos volcánicos:
Sus aguas cubren los cráteres de los volcanes que ya están apagados.
Lagos kársticos:
Se formaron en terrenos integrados por rocas calizas, sal, gema o yeso, que van siendo disueltos por las aguas de lluvia.

Lagos formados por la mano del hombre:
Cuando el hombre desvía las corrientes fluviales, esas aguas se convierten en grandes represas, por ejemplo: Represa Raúl Leoni o El Guri en el estado Bolívar en Venezuela.


Represa del Guri
Cuenca:
Es toda el área por la que drenan las aguas pertenecientes a un solo sistema fluvial o lacustre; sus límites están formados por las divisorias de aguas que la separan de zonas adyacentes pertenecientes a otras cuencas fluviales. El tamaño y forma de una cuenca viene determinado por las condiciones geológicas del terreno.
Las cuencas pueden considerarse como sistemas abiertos en los que es posible estudiar los procesos hidrológicos. La cuenca representa la unidad fundamental empleada en hidrología, ciencia que se ocupa del estudio de las diferentes aguas en el medio ambiente natural.
En Venezuela hay muchas cuencas: la del Lago de Maracaibo, Lago de Valencia y otras.


Cuenca del Tigris

Cuencas hidrográficas
Las cuencas reciben agua en forma de precipitaciones como parte del ciclo del agua.
Las cuencas han proporcionado al hombre una plataforma de desarrollo desde las primeras civilizaciones conocidas, por ejemplo: en Mesopotamia, cuenca del Tigris y Eufrates; en Egipto, Cuenca del Nilo; en India, Cuenca del Indo y el Ganges; en China, Cuenca del Huang - He o Río Amarillo y del Yang Tsé o Río Azul.
El ciclo hidrológico
El ciclo hidrológico o del agua constituye el proceso de circulación del agua entre la atmósfera y la hidrosfera, a través de la evaporación, condensación y precipitación. Si pulsas el botón de la derecha podrás ver coomo se dá el ciclo hidrológico

Evaporación:
Es el paso del agua de estado líquido a gaseoso, gracias al calentamiento de ríos, mares y lagos; este vapor recibe el nombre de humedad atmosférica.
Condensación:
Es el paso del agua de estado gaseoso a líquido; en este proceso el aire se satura, es decir se acumula la mayor cantidad de vapor y se produce el proceso de condensación, cuando se forman las nubes, la neblina, el rocío y la escarcha.

Precipitación:
Se produce cuando las partículas del vapor de agua adquieren tamaño y peso, y al ser atraídas por la fuerza de gravedad se precipitan a la tierra en forma de lluvia, nieve o granizo. Algunas precipitaciones regresan a la atmósfera una vez que han sido captadas por la vegetación y se han evaporado en la superficie de las hojas y ramas. La mayor parte se pierde por la evaporación que tiene lugar en el suelo y por la transpiración de las plantas.

Infiltración:
Sucede cuando las aguas de lluvia o de los ríos penetran lentamente en las rocas, el suelo y el subsuelo, y dan origen a las aguas subterráneas y las cavernas.

La erosión:
Es el proceso mediante el cual el río, a lo largo de su curso, desgasta y transporta los materiales que se encuentran en su lecho. La labor erosiva de los ríos es capaz de reducir el nivel del terreno en un metro cada treinta mil años aproximadamente. Esta acción modeladora de los ríos, se cumple a lo largo de tres etapas que caracterizan el ciclo del río:

  • Juventud: Se observa gran erosión en forma vertical, tiende a formar un valle.
  • Madurez: Predomina el transporte y la erosión horizontal, forman llanuras aluviales.
  • Vejez: Predomina la deposición, se van depositando los sedimentos, forman diques naturales.
Sedimentación:
Es el proceso a través del cual los materiales meteorizados y erosionados, transportados, en su curso, por el río, son depositados en la desembocadura del mismo. El fenómeno de sedimentación se observa a lo largo del curso del río, en formaciones como las terrazas o las llanuras aluviales.

Importancia y usos de las aguas terrestres
El agua que circula por la tierra reviste extraordinaria importancia para la vida, no sólo porque ella sirve como fuente de alimentación para los seres vivos; es que los organismos vivientes tienen en su composición un elevado contenido de agua. Por otra parte, si se observa la esfera terrestre es fácil darse cuenta que la cantidad de agua es mucho mayor que la de tierra; hay cifras que señalan que el 70% de la superficie de la Tierra está cubierta de agua y sólo un 30% corresponde a tierras emergidas; significa decir que, aproximadamente, 360 millones de están cubiertos de agua.

El hombre usa el agua para muchísimas cosas, entre ellas:

  • Vía de transporte
  • Fuente para producir energía
  • Elemento de riego de siembras de plantas alimenticias, ornamentales, madereras,
  • Fuente de alimentación
  • Elemento para utilizar en la higiene personal y de utensilios
  • Apagar incendios