< PrincipalHotmailMi MSNIniciar sesión
Encarta®
PrincipalEnciclopediaDiccionario bilingüeAtlas mundialJuegosOtros recursos educativos
Consulta
Multimedia
Gráficos y tablas
Datos y cifras

Más información
Encarta en el mundo
Ayuda
Añade Encarta como motor de búsqueda para Internet Explorer

Buscar en Encarta
Climograma
Resultados en Windows Live®climograma
Un climograma utilízase para representar os datos de temperatura e precipitacións dun lugar, o longo do ano. Mirando un climograma podemos saber se o clima dese lugar é seco ...

climograma
PRESENTACIÓN El climograma es un gráfico en el que se representan las precipitaciones y temperaturas de una zona a lo largo de un año. En el eje horizontal se sitúan los ...

Climograma - Wikipedia, la enciclopedia libre
Un climograma es un gráfico en el que se representan las precipitaciones y las temperaturas de un lugar en un determinado periodo de tiempo (habitualmente un año y por periodos ...

Mira los resultados de la búsqueda en
Resultados en Windows Live®Climograma
Artículo de la enciclopedia
Buscar en esta página | Ver página para imprimir | Enviar
Multimedia

1 elemento
Esquema
Introducción; Elaboración de un climograma; Interpretación y comentario de un climograma; Ejemplos de climogramas
1 Introducción

Versión para imprimir la sección
Climograma o Climodiagrama, forma gráfica de mostrar los datos climáticos de una zona determinada para su comprensión y posterior comparación, mucho más expresiva a primera vista que una mera enumeración o comparación de cifras. Uno de los gráficos climáticos más usados es el diagrama ombrotérmico, normalmente llamado climograma, primeramente propuesto por Gaussen (1957) y popularizado por Walter y Lieth (1967). En el diagrama ombrotérmico se reflejan variables fácilmente mensurables, como las temperaturas medias y las precipitaciones (lluvia, nieve, granizo…) totales promedio que se han producido en un lugar durante los doce meses del año durante un periodo largo de tiempo. Los intervalos de temperatura y precipitación siguen la relación de Gaussen: a un valor dado de temperatura le corresponderá un valor doble de precipitaciones (P=2T). En el gráfico, las temperaturas se indican con puntos unidos mediante una línea, que suele ser de colores rojizos, y las precipitaciones, con barras, habitualmente de tonos azulados. Como los datos suelen ser los promedios de varios años seguidos, el climograma refleja de forma visual el clima de ese lugar determinado.

Existen otros gráficos climáticos más sofisticados y complejos, entre los que se pueden destacar los siguientes: el diagrama bioclimático de Montero de Burgos y González Rebollar que, a partir del cómputo de las disponibilidades hídricas mensuales (según diferentes hipótesis de capacidad de retención hídrica del suelo y del porcentaje de escorrentía), calcula las intensidades bioclimáticas que evalúan, por ejemplo, el rigor del invierno o el grado de paralización de la actividad vegetal causada por el frío; el diagrama de Holdridge que clasifica varias zonas de vida mundiales, definidas mediante límites progresivos de los promedios de precipitación anual y biotemperatura (se deriva para un año promedio, sumando todas las temperaturas por hora entre 0 y 30 °C, que son los límites supuestos para el crecimiento de las plantas, y dividiendo por la cantidad total de horas en un año), y difiere de los demás sistemas por su escala geométricamente progresiva al confiar principalmente en medias anuales (para describir un clima estacional) y franjas altitudinales; y el diagrama de Thornthwaite, que refleja el balance hídrico a partir de los datos disponibles de una estación meteorológica: con líneas verticales se indica el periodo de precipitación y acumulación de la reserva, con líneas punteadas la disponibilidad de agua como reserva para las plantas, y en blanco, los meses con déficit hídrico. Thornthwaite amplió la clasificación climática de Wladimir Köppen para incluir estimaciones de pérdida de agua por evapotranspiración posible, como saldo de la precipitación, es decir, la que ocurriría si hubiera una disponibilidad adecuada de agua en forma continua.

2 Elaboración de un climograma

Versión para imprimir la sección
Para elaborar un climograma se requiere la obtención previa de datos meteorológicos. En muchos servicios e institutos de meteorología nacionales se incluyen tablas con datos oficiales, obtenidos en estaciones meteorológicas. Los datos necesarios para el climograma son dos para cada uno de los meses del año: la temperatura media, dada normalmente en grados centígrados (ºC), y la cantidad de precipitaciones totales, que aparece con frecuencia en milímetros (mm), aunque puede darse también en litros por metro cuadrado (l/m2) y centímetros (cm).

Los datos se representan mediante un sistema de coordenadas. Es conveniente utilizar un papel milimetrado o cuadriculado para trabajar. Se debe marcar el eje horizontal con los meses del año, cada uno con sus iniciales, asignando el mismo espacio para cada mes, y trazar dos ejes verticales. El eje vertical izquierdo se utiliza para las temperaturas: se divide el espacio proporcionalmente (por ejemplo, cada 5 °C se puede ocupar un cuadrado), se escriben las cifras de temperatura por el margen exterior del eje y se anota en su título en la parte superior, por ejemplo, Temperatura (en °C). El eje vertical derecho es el de las precipitaciones: se divide el espacio proporcionalmente, teniendo en cuenta que la escala de las precipitaciones es el doble que la de las temperaturas (a la misma altura de 5 °C, se deben rotular 10 mm); se escriben las cifras de precipitaciones, y se anota el título del eje: Precipitaciones (en mm), por ejemplo. En ocasiones, cuando la precipitación supera los 100 mm, se suele reducir la escala o romperla, con una línea dentada o discontinua, para evitar gráficas excesivamente alargadas. Conviene conocer la cifra máxima de precipitaciones antes de empezar a elaborar el gráfico para decidir cómo segmentar los ejes.

Los datos se vuelcan en el sistema de coordenadas de la siguiente manera: se coloca un punto a la altura de las temperaturas medias de cada mes, y después se unen todos los puntos con una línea continua rojiza para trazar la curva de temperaturas; se marca la altura de las precipitaciones totales de cada mes y se dibuja una barra azul vertical para representarlas.

3 Interpretación y comentario de un climograma

Versión para imprimir la sección
En un climograma se aporta gran cantidad de información climática, como el número de meses secos, el periodo de actividad vegetal, el periodo de heladas seguras y probables, o el periodo con superávit hídrico. A simple vista se puede saber si un clima es desértico (la curva de temperaturas siempre se sitúa por encima de la de precipitaciones, con valores térmicos medios de 20 ºC) o si es tropical muy lluvioso (la curva de precipitaciones es casi una recta y se sitúa muy por encima de la de temperaturas, que es asimismo sensiblemente recta).

Lo primero que debe hacerse es observar la información general que puede aparecer: título y lugar, altitud de la estación meteorológica, unidades de medida (ºC, ºF, mm, cm…), coordenadas geográficas, hemisferio al que corresponde el climograma... La localización del lugar puede dar mucha información.

Conviene analizar la composición del diagrama, es decir, la evolución de los datos y los valores anuales y medios. En el caso de las temperaturas, reparar en los valores entre los que varían las temperaturas medias mensuales y en la existencia o no de contrastes significativos entre el mes más frío y el mes más cálido (es decir, la amplitud u oscilación térmicas), pues todo ello permitirá saber si es un clima cálido, templado o frío. Si las temperaturas son elevadas durante todo el año y no bajan de los 20 °C, es un clima cálido; si se distinguen estaciones (las temperaturas varían bastante de un mes a otro, de una época del año a otra), se trata de un clima templado; si siempre son bajas, el clima es frío. En los meses en los que la curva de las temperaturas está por encima de las precipitaciones estamos ante un mes seco.

En el caso de las precipitaciones, se sabrá si es un clima húmedo observando los valores entre los que oscilan las precipitaciones mensuales y su distribución a lo largo del año (conviene sumar, en caso de no aparecer reflejado, los datos de todos los meses para saber las precipitaciones totales anuales). Obsérvese si las precipitaciones se distribuyen de forma regular durante todo el año o si se concentran en unos meses determinados (irregulares). Si la precipitación anual supera los 1.000 mm, es decir, son abundantes, se trata de un clima lluvioso; si desciende mucho algún mes, quiere decir que hay una estación seca (cuando es poco pronunciada, el lugar está próximo al ecuador). En los meses en los que la curva de las temperaturas está por debajo de las barras de precipitaciones, el clima es lluvioso.

Para identificar el clima en los climogramas se puede relacionar la información termopluviométrica que ofrecen con la clasificación de Köppen, y analizar los rasgos biogeográficos a que dan lugar (relación con la vegetación).

4 Ejemplos de climogramas

Versión para imprimir la sección

Buscar en esta página
Ver página para imprimir
Enviar

Cómo citar este artículo:
"Climograma," Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2009
http://es.encarta.msn.com © 1997-2009 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
© 1993-2009 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Declaración de privacidad de MSNCondiciones de usoPublicidadEncarta en el mundoAyuda© 2009 Microsoft